Escase vs Abundancia Mindful Copy

7 principios de Abundancia que te ayudarán a cambiar tu “mindset”

 

La palabra abundancia tiende a provocar mucho “repelús”.

¿Verdad?

Para muchos, hablar de abundancia desde un espacio de mindfulness y/o espiritualidad como lo hacemos nosotros desde Mindful Copy, es contradictorio.

Pero, lo que no podemos olvidar es que, la abundancia no es mala.

El problema es la distribución injusta de la abundancia hoy en día.

Hemos instaurado un sistema de desigualdad económica, social, jurídica, de género, e incluso informativa y educativa, que favorece únicamente a las élites.

La acumulación de capitales en manos de quienes crean el dinero, que en su mayoría son las entidades financieras, ha acentuado las desigualdades que tanto han marcado estos últimos siglos.

 

Sin embargo, podemos y debemos intentar buscar el ángulo positivo de la abundancia.

Podemos y debemos pensar que hoy en día, cualquier ser humano tiene el potencial de utilizar esta abundancia para cambiar el mundo de una manera que antes estaba limitada a gobiernos o instituciones.

Hoy hay millones de “Robin Hoods” utilizando los recursos a su disposición para mejorar el mundo.

Yo misma soy testigo de las infinitas posibilidades que nos ofrece la abundancia cada día.

La mayoría de los clientes para los que trabajo utilizan los recursos a su disposición (recursos que seguramente no tendrían cuarenta años atrás) para mejorar la vida de los demás, y en muchas ocasiones, contribuir a cuidar el planeta.

Algunos, ofreciendo cosmética (verdaderamente) orgánica, como SensibleBio.

Copywriting para SensibleBio

Otros formando a gestores de restaurantes para que puedan conseguir el éxito en un mercado sumamente competitivo, como la Escuela de Marketing Gastronómico.

Escueka de Marketing Gastronomico Copywriting

Y otros, como Judith Tierno de Fun Business Lab, haciéndole la vida infinitamente más sencilla al empresario digital con sus muy útiles servicios de automatización y estrategia digital.

 

Fun Business Lab Copywriting

 

Casi todo lo que yo veo cada día en mi trabajo como copywriter me dice que la gente quiere utilizar la abundancia que les es disponible para ayudar.

Sí, quieren conseguir ganancias, pero también quieren dar.

Por eso, estoy convencida de que hoy es posible utilizar la abundancia en la que vivimos para equilibrar la balanza.

Para ello, lo que debemos hacer es eliminar la mentalidad de escasez con la que aprendemos a convivir desde que somos pequeños, y adoptar un “mindset” de abundancia.

Stephen Covey, autor del famoso best seller “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, afirma que la mayoría de nosotros estamos profundamente “cableados” para vivir con una:

 

Mentalidad de Escasez.

Vemos la vida como si solo hubiera un pastel por repartir.

Y asumimos que si a alguien le toca un trozo grande de ese pastel, al resto nos tocarían trozos mucho más pequeños.

Y nos conformamos porque “la vida es así”.

Además, “el dinero tampoco trae la felicidad”, nos decimos.

La persona que vive con una mentalidad de escasez no es generosa porque cree que no puede repartir lo poco que le ha pertocado en esta vida, y le resulta muy difícil compartir beneficios, poder o incluso reconocimiento.

A esa persona también le cuesta sentirse genuinamente feliz por el éxito de otras personas.

Su visión es muy limitada y siempre enfocada en el corto plazo, dejando de perseguir sus sueños porque, ¡total, nunca se van a cumplir!

 

En el polo opuesto de este continuo tenemos la Mentalidad de Abundancia.

Covey explica que este mindset afirma que en este mundo hay mucho y es suficiente para todos.

Esto se traduce en un reparto de prestigio, de reconocimiento, de beneficios, de toma de decisiones.

Abre posibilidades, opciones, alternativas y creatividad.

Normalmente, la mentalidad de abundancia se centra en el largo plazo y comprende que el hecho de no poseer algo en este momento no significa que no se puede ser capaz de tenerlo más adelante.

La mentalidad de la abundancia también tiende a crear sentimientos positivos hacia los demás porque el comprender que otra persona disfrute de una serie de beneficios en este momento no implica que nos esté robando nada a nosotros o que nosotros no podamos recibir los mismos beneficios en un futuro, nos ayuda a sentirnos felices por esa persona.

 

Entonces, ¿Cómo pasamos de un extremo al otro del continuo Abundacia vs Escasez?

Cambia tu mentalidad.

Cuando tu mentalidad de escasez cambia a una de abundancia, eso fluye también hacia otras áreas de tu vida.

Descubrirás que al enforcarte en lo que tienes, de repente, encuentras una abundancia de tiempo, dinero, amor y oportunidades.

 

Espero que los siguientes siete principios y ejercicios te motiven a cambiar tu mentalidad de escasez a abundancia.

 

Siete principios para conseguir un mindset de abundancia

 

Principio de abundancia número 1

Abandona tu postura de víctima en lo referente al dinero.

La gente adinerada suele decir: “Yo creo mi vida”.

La gente con problemas financieros dice: “Estoy a merced de la vida”.

¿A quién culpas por tus problemas financieros?

No le eches la culpa a los otros.

No te justifiques.

No te quejes.

No te hagas la víctima.

 

Tal vez estos ejercicios te ayuden a cambiar tu mentalidad: 

Ejercicio 1: Anota las personas y situaciones que sientes que te impiden tener más dinero. Asume toda la responsabilidad y di: “Soy 100% responsable por lo que ocurre en mi vida referente al dinero”.

Ejercicio 2: Presta atención a cuando justifiques y digas cosas como: “El dinero no es importante para mí”; si le dices a alguien importante de tu vida: “No eres importante para mí”, ten por seguro que te evitará. ¡Lo mismo pasa con el dinero! Si dices que no es importante, ¡probablemente no tendrás mucho en tu vida!

Ejercicio 3: Trata de eliminar las quejas de tu vida por completo. Intenta no quejarte durante 3 días para ver cómo te sientes. Pídele a tu familia y amigos que te indiquen cuando lo haces para que seas más consciente de cuánto te quejas.

 

Principio de abundancia número 2

Tus creencias moldearán tus experiencias.

Tus creencias se reflejan en tus experiencias.

Recibirás lo que esperas y lo que crees que mereces.

Lo que creas tendrá efecto como algo cierto.

 

Ejercicio: Presta atención a cómo tus creencias afectan tus experiencias. Presta atención a lo que experimentas y pregúntate:

“¿Qué creencias tendría que tener alguien para crear esta experiencia?”

Por ejemplo:

Seguir atrayendo clientes que “no pueden costearse tus servicios” refleja creencias que indican que no valoras realmente lo que haces.

Estás proyectando tu propia mentalidad de escasez en ellos, y los tildas de víctima en lugar de seres espirituales poderosos y con abundancia.

 

Principio de abundancia número 3

Intenta percibir el dinero de manera positiva y no basándote en miedos y aspectos negativos.

Tal y como percibes el dinero, es como lo experimentarás.

Por ejemplo: Si te estresas y obsesionas crearás más situaciones para estresarte y obsesionarte. Si eres agradecido y la pasas bien con tu dinero crearás más situaciones que traigan agradecimiento y buenos momentos.

Intenta aplicar las siguientes sugerencias:

  1. Paga tus deudas y actuarcon agradecimiento y diciéndote: “Me encanta tener abundancia para pagar mis deudas”.
  2. Siente gratitud y amor por todo lo que tengas que pagar. Por ejemplo: Cuando pagues tu factura de la electricidad, repite en voz alta: “Me encanta y aprecio la luz en mi casa y poder escuchar mi música favorita y bailar con ella”, por darte un ejemplo.
  3. Planifica cosas divertidas que puedas hacer con tu dinero.
  4. Compra una billetera que refleje diversión y abundancia.
  5. Celebra el dinero que llega y préstale atención, aunque solo sea un centavo que encuentres,. Lo que tengas en tus pensamientos, se expandirá.
  6. Invierte tu dinero en cosas que puedan multiplicar tu inversión. Por ejemplo: programas de desarrollo de negocios, programas de formación que te permitan cobrar más y hacer crecer tu negocio, programas que expandan tus capacidades y te hagan crecer en general.

 

Principio de abundancia número 4

Pasa de una creencia de escasez a una creencia de abundancia.

Piensa en abundancia universal en lugar de pensar en carencia y escasez.

Tal vez necesites encontrar la fuente de abundancia (el Universo, un dios, varios dioses, un espíritu… lo que prefieras).

Si te limitas a pensar desde el punto de vista humano te limitas a pensar en las limitaciones humanas y tiendess a ver las circunstancias externas como limitantes.

Si te despiden del trabajo y sigues pensando desde el punto de vista humano, pasarás a pensar en la escasez rápidamente.

Si piensas desde una fuente de abundancia ilimitada, podrás sentirte mejor, sabiendo que son miles las puertas a las que puedes llamar, y  las oportunidades de trabajo para ti, ilimitadas.

  1. Enfócate en la abundancia. Y, cuando tengas dudas, pregúntate: “¿Esto es un pensamiento de escasez o de abundancia?”
  2. Elimina la mentalidad de escasez: nunca te veas a ti mismo como pobre o necesitado.
  3. Sé agradecido: no pienses en lo poco que tienes, sino en lo mucho que tienes.

Ejercicio: Cambiar tu mentalidad de escasez a abundancia puede ayudar en otras áreas de tu vida también: abundancia de tiempo, de dinero, amor y oportunidades. Cuando pienses con miedo o carencias caerás en un pensamiento de escasez.

 

Principio de abundancia número 5

Abre tu mente para recibir abundancia.

A menudo, estamos bloqueados para recibir.

Pregúntate: ¿Puedes recibir de la misma manera que das?

Ejercicio:

  1. Reconoce que mereces abundancia, y si no lo haces, pregúntate: ¿Qué debe ocurrir para que sientas que mereces abundancia?
  2. Ábrete conscientemente a la abundancia: cierra tus ojos y abre tus brazos. Di en voz alta: “¡Estoy de brazos abiertos recibiendo una abundancia increíble ahora mismo!” Siente como la abundancia de todo lo imaginable se mueve hacia ti y acerca tus brazos a tu cuerpo para recibir esta abundancia. Presta atención a cómo te sientes.
Principios de abundancia

Photo by Joshua Earle on Unsplash

 

 

Principio de abundancia número 6

 

Luce, actúa y piensa con abundancia.

Si estás teniendo problemas financieros probablemente estés atascado en viejos patrones de pensamiento limitado y de escasez.

Practica actuar, lucir y pensar con abundancia para conseguir este cambio.

Pregúntate: ¿actualmente te presentas como alguien que refleja abundancia o escasez?

Cuando te quieras sentir abundante, usa tu mejor atuendo. Si solo tienes uno, entonces úsalo a diario.

¿Qué ropa tienes que te hacer ver y sentir próspero?

Recila la ropa que necesite alteraciones o con la que ya no te sientes bien y solo usa colores y ropa que refleje el lugar al que quieres ir, no el lugar donde ya has estado.

Actúa con abundancia.

¿Qué actos de abundancia puedes hacer para reforzar esto?

Ves a lugares elegantes y afirma que perteneces allí y te mereces ese tipo de abundancia a tu alrededor. Absorbe esa sensación de abundancia. Compra flores para ti o ve a probar un coche nuevo.

 

Principio de abundancia número 7

 

Crea una visión grande para tu vida y mantente dispuesto siempre a invertir en ti.

Mira tus propios pasos para evitar que el miedo te limite. Al contrario, siempre da pasos hacia adelante con fe y confianza.

Trata lo que quieres que pase como una manera de avanzar.

Empieza a conectar con esa mayor y mejor visión de tu vida y da los pasos necesarios para llegar ahí.

Verás cómo, a medida que lo vayas haciendo, recibirás ideas sorprendentes que te apoyarán en cada paso del camino.

Sé positivo y claro con tus deseos.

Anótalos.

Repítelos.

¡Y no desistas!

¿Que tu “gran visión” es ser un copywriter/redactor/empresario exitoso?

Tal vez Mindful Copy te pueda ayudar.

De hecho, creo que Mindful Copy es justo lo que necesitas.

Infórmate sobre los beneficios del único curso que combina los principios de mindfulness y copywriting aquí.

 

Te mando un beso desde Síndey 🙂

 

No Comments

Post A Comment