comunicacion

7 habilidades esenciales de la comunicación que no te enseñan en las escuelas

 

Nunca he dejado que mi escuela interfiera con mi educación

 Mark Twain

 

¿Recuerdas aquellos días en la escuela (¡que al menos a mí me parecen tan lejanos!) cuando aprendías vocabulario, gramática, ortografía, caligrafía y todos aquellos otros temas que seguramente (y justificadamente) te provocaban una somnolencia incontenible en clase?

Pero, Tere, son temas muy útiles, me dirás. Son habilidades de la comunicación necesarias.

Desde luego, tienes toda la razón.

Pero, también som temas enseñados bajo una perspectiva muy limitada.

Porque, la comunicación va mucho más allá de de la concordancia verbal y las reglas de la acentuación.

El propósito de la comunicación (además de transmitir un mensaje concreto) es desarrollar conexiones con otros a un nivel emocional.

Ahí es donde nuestras sesiones escolares se quedan cortas.

¿No crees?

Y tú, como empresari@ actual (digital o no), copywriter, redactor, freelancer, etc. tienes que dominar las habilidades de comunicación de las que no se habla en la escuela.

Al menos no en la mayoría de las escuelas.

Porque, como yo misma explico en mi curso Mindful Copy, necesitamos un nuevo estilo de comunicación que deje de considerar al cliente como una estadística y un objeto desechable y visualizar nuestra relación con Respeto, Intención, y Alegría (los tres principios de mi Filosofía RIA).

 

Por eso, estoy convencida de que cuanto antes domines las habilidades de comunicación que  no nos enseñaron en la escuela, antes mejorarás la relación con esa persona que, en realidad, es uno de los protagonistas más importantes en el acto de la persuasión.

Tanto en formato oral como escrito 🙂

 

Estas son algunas de las habilidades esenciales de la comunicación que no aprendiste en la escuela:

 

Mostrar empatía

 

Theodore Roosevelt dijo, “A la gente no le importa cuánto sabes hasta que ellos saben cuánto les importas”.

 

Photo by Mike Wilson on Unsplash

 

La empatía nos hace humanos.

Dejamos de ser un nombre de usuario de Twitter, un título profesional, o un extraño sin rostro cuando tenemos la capacidad de identificarnos con las emociones de otras personas.

Demostrar empatía resulta en una mayor y mejor conexión con tus clientes (y cualquier profesional con el que te relaciones).

 

Cómo muestras empatía:

  • Haciendo un esfuerzo por conocerle.
  • Escuchando y estando presente.
  • E intentado sentir lo que esa persona siente.
  • Suspende tus propio juicios.
  • Escucha sus emociones.
  • Refleja su vulnerabilidad mostrando la tuya.
  • Haz preguntas para profundizar en su mundo.
  • Motiva.
  • Ofrece ayuda si es posible.
  • Muestra la bondad y compasión que esperarías recibir de alguien más si estuvieras en una situación similar.

 

Resolver conflictos

 

Aprender a resolver conflictos es el aprender a “desarmar bombas” de la comunicación.

Un conflicto suele ocurrir como resultado de una mala comunicación.

Si no se arregla, el conflicto persiste.

Evitarlo, tapoco es la solución ideal, ya que nos llena de frustración y resentimiento.

 

Cómo resuelves conflictos:

Responde, pero nunca reacciones. Cuando reaccionas a una situación de conflicto, permites que las emociones dominen tus palabras y acciones.

Al responder a la situación mantienes controladas tus emociones y te enfocas en el problema, no en la persona.

Transmite a la otra persona tu intención de buscar una solución mutuamente aceptable. Con frecuencia, el gesto de extender una rama de olivo es más importante que buscar una solución, ya que muestra cuanto valoras la relación.

Comunica con claridad y calma lo que esperas de la situación y escucha la opinión de la otra persona.

Piensa lo que entiendes por “victoria”: si es el ganar la discusión o ganarte a la otra persona. Las dos son muy diferentes.

 

Hacer (buenas) preguntas

 

El gran comunicador no tiene todas las respuestas correctas.

El gran comunicador es la persona que hace las preguntas adecuadas.

Cuando haces buenas preguntas, muestras que estás dispuesto a interactuar y explorar más sobre el tópico.

Motivas a la otra persona a compartir sus opiniones, estimular la discusión, e incluso crear nuevas ideas.

Seguro que, además, no te olvidan fácilmente.

 

Cómo lograrlo:

  • Haz preguntas que puedan llevar a respuestas interesantes.
  • Intenta hacer preguntas abiertas, es decir, algo que no pueda responderse con sí o no.
  • Permite que tus preguntas vengan de una curiosidad genuina. Considera cómo pueden beneficiarse los demás de tus respuestas.
  • Cuando practicas buenas habilidades para escuchar, las preguntas bien pensadas vendrán solas.

 

Escuchar proactivamente

 

Esta es una de las habilidades comunicativas más subestimada que puede convertirte instantáneamente en un mejor comunicador tanto a nivel personal como en tu negocio (e incluso en tus textos digitales).

¿Verdad que cuando alguien habla excesivamente, hay algo que incomoda o te hace desconfiar?

Pero cuando alguien es un buen oyente, lo vemos como alguien paciente, confiable y generoso.

 

Photo by Joshua Ness on Unsplash

 

Cuando una persona habla, cree que tiene algo valioso que compartir y quiere ser escuchada.

Cuando no es escuchada, su autoestima recibe un golpe.

Al escuchar con atención, inmediatamente desarrollas un lazo validando su importancia como persona o profesional.

 

Cómo lograrlo:

  • Escucha a la otra persona como si fuera la persona más importante del mundo en ese momento.
  • Mantente completamente atento y presente con esa persona.
  • Bloquea todo el juicio sobre lo que la persona dice o lo que sus palabras dicen de la persona.
  • Evita ocupar tu mente pensando lo que vas a decir.
  • Escucha no solo sus palabras, también sus emociones.
  • Fíjate en su tono de voz, ritmo y cambio de energía puesto que te pueden decir mucho sobre la persona y te facilita responder de la manera más apropiada.

 

Perfeccionar el “discurso de ascensor” o Elevator Pitch (EP)

 

En un mundo con un serio déficit de atención como en el que vivimos, es imperativo ser conciso pero, a la vez memorable al comunicarnos.

Tu EP es una presentación muy corta de ti mism@ o tu propuesta, negocio, idea, etc.

Y dura, unos 30 segundos (max.).

Tener las ideas claras y saber expresarlas con habilidad, claridad y precisión es lo que te aydará a conectar y a separate del resto.

 

Cómo lograrlo:

  • Condensa tu propuesta (de venta o no)  en una oración.
  • Intenta idear algo simple y memorable.
  • Demuestra con tu EP que tu propuesta puede beneficiarlo de una manera que otros no pueden.
  • Termina con una llamada a la acción clara, es decir, lo que quieres que la persona haga después de tu discurso.
  • Ten confianza en ti mismo: la confianza (no, la arrogancia), se transmite de manera positiva a la otra persona.

 

Reconocer y dar crédito a los demás

 

Reconocer a una persona es el NAMASTE hindú: te veo y reconozco tus valores.

Y ahora, hago un esfuerzo en comunicarlos.

No te estoy hablando de cumplido o un halago.

La diferencia está en la motivación.

No quieres beneficiarte del gesto, sino que simple y sinceramente quieres destacar lo bueno de esa persona.

Y que no te quepa duda de que, esa persona notará la diferencia.

 

Cómo lograrlo:

Idenfitica lo bueno de una persona, y dile lo que piensas.

Cuando halagas a alguien, indirectamente te halagas a ti.

Cuando dices “Me gustó tu informe”, en realidad, estás dando tu aprobación sobre ese informe.

Prueba a decir: “Es un buen informe, has incorporado unos buenos puntos de vista muy interesantes”. En ese caso, el enfoque está en la persona, no en ti.

La mejor comunicación yace en la sutileza.

 

Desarrollar autenticidad y confianza

 

Una de las normas principales de la comunicación: sé sincero.

Sin confianza, no hay una comunicación y conexión de calidad.

Sí, incluso (y sobre todo) al comunicarte con tus clientes digitales.

Si no transmites sinceridad, no establecerás conexión.

Porque todos estamos hartos de gurús autoproclamados que nos quieren “vender la moto”:)

Por eso:  Sé sincero. No trates de ser algo que no eres.

No finjas, esfuérzate hasta ser lo que quieres ser. De esa manera te ganarás el respeto de esa persona.

Sé honesto con tus debilidades, comparte experiencias personales y hazte responsable de tus palabras.

 

Pruébalo.
Y si crees que este nuevo enfoque es para ti y te ofrece los resultados que buscas,
te recomiendo Mindful Copy.

Porque en este curso, podrás llevar estas habilidades esenciales de la comunicación a un nivel que repercutirá de manera muy positiva
tanto en los aspectos tangibles (ingresos)
como en los intangibles (conexión con tus clientes) en tu negocio.

 

No Comments

Post A Comment